10 pasos para emprender un negocio sin dejar tu puesto de trabajo…todavía

 

Imagen

Muchos de los que sueñan con ser emprendedores están trabajando por cuenta ajena en la actualidad. Si sois de los que soñáis en ser vuestros propios jefes pero no os atrevéis a dar el paso, este artículo os interesará. En el mismo encontraréis algunos consejos para que los riesgos de que terminéis volviendo al mercado laboral, después de intentar crear vuestra empresa,sean los mínimos.

Según están las cosas no es fácil cortar por lo sano, compatibilizar es la solución. Al principio, será conveniente realizar un gran esfuerzo y que ambos trabajos se lleven al mismo tiempo.

Las siguientes preguntas lógicas: ¿Tendré tiempo para todo? ¿Cuánto tiempo me llevará sacar adelante mi nuevo negocio? No será sencillo fusionar ambos trabajos. Necesitaras mucho tiempo y esfuerzo por vuestra parte. Esto es realmente necesario si queremos obtener los frutos de lo cosechado. No obstante, aquí leeréis algunas soluciones que podrían resultaros de mucha utilidad.

Si todavía el miedo no se ha apoderado de vosotros aquí os dejo 10 consejos que seguro os van a venir de perlas para comenzar vuestro nuevo negocio.

1. Averigua qué tipo de negocio quieres emprender

Nunca podréis ser emprendedores sin una idea de negocio. Tened claro lo que queréis realizar. Quizás sea buena idea empezar en un sector que ya os es conocido. Eso puede facilitaros las cosas.

2. Localiza a tu competencia

Una vez que sepáis lo que quieres vender, deberíais tener en cuenta qué empresas resultarán un problema para vuestro desarrollo. Este “estudio de Mercado” debe realizarse como primera toma de contacto para determinar el sector en el que os desenvolveréis.

3. Establece qué te diferencia del resto

Podríais haceros cargo de cualquier compañía y hacerla atractiva para el consumidor. También podríais no sacar nada en claro de la misma. Steve Jobs pudo reconvertir los ordenadores en algo muy atractivo. Sólo tenéis que averiguar qué diferencia a vuestra empresa y saber cómo venderlo.

4. Determina cuánto te costará sacar adelante tu startup

Deberíais plantearos cuánto dinero tendréis que invertir para desarrollar vuestra empresa y de dónde vais a sacarlo. ¿Necesitáis un nuevo ordenador? ¿Tenéis un espacio de trabajo?Pensad en todos los costes posibles para contar con un “colchón de gasto” una vez abandonéis vuestro trabajo actual.

5. Averigua cuáles serán gastos mensuales

Ahora que habéis calculado los gastos adicionales sería conveniente calcular los gastos mensuales durante vuestros primeros meses de actividad.

6. ¿Cuáles son tus clientes potenciales?

¿Quién va a comprar o invertir en vuestro servicio o proyecto una vez lo empecéis? ¿El destinatario son clientes individuales o compañías? Es importante que determinéis cuál va a ser el público al que vais a destinar vuestro producto. El objetivo: adaptarlo lo máximo posible al mismo.

7. Determina el precio

Una vez que tengáis calculados vuestros gastos mensuales y un análisis de competitividad, podréis establecer un precio de vuestro producto o servicio que estará basado en:

a) Cuál es vuestro punto intermedio para obtener beneficios y ser competentes.
b) Cuál es el precio al que la competencia ofrece productos similares al vuestro.

8. Determina tu argumento de venta

La mejor forma de vender es no intentar engañar a vuestro cliente. Frases como: “No hay nada mejor que lo que vendo” insultan la inteligencia del comprador. Vamos a dejar que el propio consumidor se dé cuenta de la calidad de lo que ofrecéis.

9. ¿Qué otras habilidades te harán falta para desarrollar tu compañía?

Sabemos que todo conocimiento es poco. En la vida futura de vuestra empresa tendréis que estar al día de todas las novedades concernientes a vuestro sector, tendréis que aprender para evolucionar, para poder pasar al siguiente nivel. No podréis hacerlo todo solos, pero el éxito empresarial no sólo tiene que ver con el crecimiento de la empresa. También está relacionado con el crecimiento personal. Es imposible que el uno evolucione sin el otro.

 10. Crear un sitio web para tu compañía

Ahora que contáis con toda esta información no sería tan complicado formular un sitio web. Una página web es sólo un argumento visual a través del que podréis dar a conocer lo que ofrecéis. No os conforméis simplemente con una página en Facebook.

En resumen

Dejar un puesto de trabajo en una empresa para emprender por cuenta propia es un riesgo que no todo el mundo está dispuesto a correr. No obstante, existe la posibilidad de dejar muchas cuerdas atadas antes de cortar por lo sano para que podáis aseguraros lo máximo posible de que vuestro sueño puede funcionar.

Espero que estos consejos os hayan resultado útiles. Si todo sale bien, quizás no tengáis que escribir un currículum vitae nunca más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s