1 Año de Blog

 

Imagen   

 Hace un año no imaginaba haber llegado a escribir la cantidad de post que he escrito, compartir contenidos con mucha gente y que de la interacción con ellos me sintiera tan satisfecho y reforzado en mi labor diaria, sin duda he aprendido muchas cosas que antes no sabía y he mostrado lo que humildemente sé del mundo de la empresa y de la rama comercial que es lo que me gusta de verdad.

Para este próximo año prometo seguir contando vivencias,proyectos y ampliar temas que seguro que os van a gustar.

 

Introducir una marca nueva

Imagen

   La situación actual es la que es , tener una idea ya es algo importante, llevarla adelante conlleva riesgos, temores, alegrias ,decepciones, cambios de rumbo pero cuando la maquinaria no se para esta muy claro que la idea va a cristalizar en un producto nuevo o para ser más exactos en una marca que es lo que nos ocupa hoy.

Nos ha costado encontrar el nombre, pero teniamos claro que debía de ser un nombre corto, que le quedará a la gente y que no lo asociaran a nada conocido, por ahí creo que hemos dado con lo que queriamos. Luego nos queda dar a conocer la misma, difundir entre nuestro target la idea de marca y lo que podemos aportar diferente a su trabajo.

Captar la atención,por muy novedosos que seamos hay que llamar la atención del publico al que nos dirigimos.

Crear un mensaje concreto, claro y conciso, la gente no tiene mucho tiempo para leerlo.

Soy un descreido del emailmarketing pero haremos una campaña fuerte de emailmarketing, introduciremos nuestra idea de negocio en redes sociales realizando multiples impactos, en redes de profesionales del sector, campaña de correo normal a lideres del mercado,una web vistosa y nada aburrida en la cual se sepa que podemos aportar de una sola pasada.

La promoción no puede parar al mes de lanzarla, hay que tener una continuidad,ya que partimos desde 0 y no es fácil posicionarse cuando hay un mercado que esta en funcionamiento y nosotros tenemos que montarnos en marcha,no lo olvidemos nunca.

 

Experiencias comerciales III

Imagen

  Siguiendo con la serie de experiencias comerciales que he podido contaros en los dos anteriores capítulos hoy entro a comentar mi relación con varios jefes que he tenido, realmente de todos he aprendido algo , de hecho en algunos casos los recuerdo muy a menudo.

En nuestra trayectoria en el mundo de las ventas todos hemos tenido jefes de todo tipo, el empresario curtido en mil batallas, el que era un “currito” y levantó una empresa de la nada,el que ha heradado la empresa y la hunde en poco tiempo, el que se cree superior a su equipo de ventas aunque nunca ha vendido nada, el que mete a su familia en el entramado administrativo para desgracia de su empresa…

En mi vida he tenido muchos jefes pero hoy voy a detallar dos casos realmente curiosos. Uno de ellos es uno de mis primeros jefes, llamemosle “L”. El mismo formaba parte de una empresa con varios socios y acabó desligandose de la misma y poniendose por su cuenta.

Desconfiado, lento a la hora de reaccionar ante las necesidades del mercado,mal gestor del equipo de ventas y facilmente influenciable .Tengo que decir que el señor en cuestión me enseño mucho sobre producto pero sobre mi trabajo poca cosa o nada, aprendí a buscarme la vida por mi mismo, a hacer más labor comercial como mi empresa que con los clientes, luchar hasta el límite con el servicio,los instaladores… desgaste terrible que con el tiempo me reforzó en mi forma de trabajar, fueron 3 años que no olvidaré, de hecho tengo cariño por la empresa aunque sus gestores hayan desperdiciado oportunidades en estos años.

El segundo Jefe lo soporté durante dos años,llamemosle “el heredero” , este señor se encontró con una empresa hecha,posicionada, con una marca de prestigio en el sector, con posibilidades de crecer … el sólo debilitó la empresa,gestionó mal su equipo, desectructuró la marca, no se supo rodear de gente en la que delegar y definitivamente hundió la empresa .

En ambos casos me encontré con gente que no estaba preparada para llevar una empresa, que no sabían delegar y que eran tremendamente desconfiados, su mala gestión ha lastrado su crecimiento y en uno de los casos hasta llevar a la empresa a hundirse definitivamente . Sería deseable que un empresario tuviera una formación acorde con el puesto y resposnsabilidad que tiene cuando carga con muchos empleados y un proyecto por delante, pero creo que en España es complicado encontrarlo ahora mismo.